Correo de lectores

Estimado Gabriel Reches, responsable del correo de lectores de Sangrre,

Somos un grupo de madres y padres y tutores autoconvocadas, autoconvocados y autoflagelados –MAPATA– que expresan a través de este medio, con total convicción y firmeza, que nuestros hijos no han tenido la desgracia de caer en la escuela pública sino que, fundamentalmente, han tenido la desgracia de caer en nuestras familias.

Frente a la avanzada de los nuevos y refinados mecanismos del terror por parte del Estado, en este acto positivo decimos: ¡Sinergia! ¡Colectivo! ¡Territorio!

Sepa disculpar el párrafo anterior pero en algún fragmento de esta misiva necesitábamos incluir los términos sinergia, colectivo y territorio porque de ese modo estamos más cerca de conseguir algún subsidio destinado a grupos de acción urbana de parte de alguna ONG de la socialdemocracia europea.

Por eso, hoy más que nunca: ¡Sinergia! ¡Colectivo! ¡Territorio!

En este tiempo histórico, nos autoconvocamos para poner límites a la programada instrumentación de un nuevo aparato represivo por parte del gobierno nacional.

Este aparato está destinado a intimidar las acciones revolucionarias de resistencia que generamos diariamente a través de las redes sociales y de las miradas re profundas que dirigimos a los fascistas de la  verdulería. Ayer hicimos reventar un pepino con la mente y eso motivó la reflexión y el mea culpa por parte del resto de los clientes respecto de hacia dónde nos conduce esta sociedad deshumanizada; y sabemos que la corpo sigue de cerca y con preocupación nuestra militancia.

Nuestros hijos son el eslabón más débil de este sistema: por ser jóvenes pero, fundamentalmente, por ser nuestros hijos. Hijos de padres con convicciones firmes, la Policía los para en las calles, los detiene, los desnuda, les pega y se presenta en las escuelas.

Por todo esto los integrantes de MAPATA decimos NO. ENE O, a la avanzada del terror.

Conscientes de que el Estado en realidad solo busca intimidarnos a nosotros y no a ellos, manifestamos nuestra solidaridad con el ejercicio pleno de la libertad por parte de nuestros jóvenes y nos declaramos como los únicos autorizados a cercenarla, a través de acciones psicópatas que años de psicoanálisis no lograrán erradicar de sus frustrantes o esperanzadores comportamientos.

Defendemos el derecho que los estudiantes tienen a tomar sus escuelas pero, fundamentalmente, el derecho que tienen a no tomarlas luego de que, bajo una retórica de la coerción, les demostremos la inconveniencia de hacerlo. Del mismo modo, estamos dispuestos a incidir en su forma de vestirse y divertirse. Para frenar en la vida de nuestros jóvenes la avanzada de la Policía, ahora nosotros seremos la policía de la juventud.

A través de esta carta, autoconvocamos a todo el resto de mayores comprometidos con la realidad para que se presenten como candidatos a delegados en los centros de estudiantes, en las divisiones de sus hijos o en cualquier escuela, jardín de infantes o guardería.

En este julio argentino decimos: Ocúpate de los adolescentes, o los adolescentes se ocuparán de vos. La libertad está en juego. De nosotros depende.

MAPATA*

* MAPATA (Madres Padres y Tutores Autoconvocados) es un grupo dirigido por mi pareja y yo, más un grupo de whatsapp de ciento cincuenta mayores adherentes activos… que fueron abandonando la conversación, es cierto, o no leyeron los mensajes. Pero ahí están, ya van a ver cuando necesiten de MAPATA… De pronto todos se vuelven autoconvocados de la primera hora y esa tampoco es la idea. ¿Por qué nosotros solos tuvimos que organizar –y también suspender– el Primer Festival Inclusivo de Estatuas Vivientes Autoconvocadas y Susurradores de Poemas de Mujeres Explotadas Autoconvocadas?

Jorge De Brito

Share on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this pageTweet about this on Twitter